El Gobierno cierra el plan de inversión sin la ampliación de El Prat

Se acabó el tiempo. Y la multimillonaria inversión de Aena en la ampliación de El Prat ha quedado definitivamente aplazada por la falta de acuerdo político en la Generalitat. Este martes, el Consejo de Ministros aprobará el DORA, el plan de inversiones para 2022-2026, y los 1.700 millones de euros que se habían preparado para El Prat no estarán en el documento. En las últimas semanas ha habido intentos de acercamiento político y algunos sectores, especialmente la patronal Foment, dirigida por Josep Sánchez Llibra, han tratado de evitar la pérdida de este dinero, pero no ha habido margen de negociación.

Ya quedó claro en la reunión entre Pedro Sánchez y Pere Aragonès hace menos de dos semanas que no había consenso interno en la Generalitat. Principalmente porque ERC había rechazado la prórroga acordada en verano por el Gobierno y la vicepresidencia de la Generalitat en manos de Jordi Puigner de los Junts. Algunos grupos, como el PDeCAT, siguen presionando y ayer lunes se aprobó en el Congreso una proposición no de ley con los votos del PP y Cs en la que se pide que se siga negociando, pero el plan se cierra este martes por cinco años.

El documento, que incluye un plan de inversiones para todos los aeropuertos españoles para los próximos años, incluirá una partida para la ampliación del aeropuerto de Barajas, que presenta un contraste político aún mayor. En Madrid no hay tensión ambiental y casi no hay debate político, por lo que la distancia entre El Prat y Barajas seguirá aumentando.

Al igual que con la ampliación de El Prat, el plan incluirá una inversión inicial de 179 millones de euros en la ampliación de Barajas, que es sólo una pequeña parte del total previsto de 1 694 millones de euros. La gran inversión llegará en 2026, pero los planes ya empiezan a elaborarse.

El Prat tendrá que esperar al menos cinco años, aunque el Gobierno no tiene demasiadas esperanzas de que se llegue a un acuerdo político en algún momento en Cataluña. De hecho, los ingenieros de Aena insisten en que la ampliación no puede llevarse a cabo sin afectar en modo alguno a la zona protegida, tal y como reclaman ERC y Unidos Podemos. La inversión se suspenderá.

Sin embargo, esto no significa que no haya dinero en este plan para El Prat y otros aeropuertos catalanes. Sin embargo, el documento se limitará a las inversiones normales que ya están previstas para mejorar el aeropuerto, unos 250 millones de euros en cinco años.

Este dinero se dividirá esencialmente en tres acciones que se consideran esenciales. Por un lado, están las obras de repavimentación y mejora de la superficie de la pista, una intervención que regularmente es necesaria para mitigar el ruido y la conmoción que provoca el paso de los aviones. En julio de 2017, debido al mal estado de la pista marítima, el tren de aterrizaje de un avión de Vueling cayó en un socavón que apareció en la pista.

Además de la remodelación, el sistema de tratamiento de equipajes se adaptará a las nuevas normas exigidas por la Unión Europea. El tercer gran paquete se refiere a la mejora del funcionamiento de la Terminal T1. Se ampliarán los filtros de seguridad y los mostradores de facturación para agilizar la facturación de los pasajeros en tierra. Según Aena, el antiguo contrato DORA, aún vigente, incluía una inversión de 157 millones de euros para el Barcelona.

La aprobación del martes del proyecto DORA por parte del Consejo de Ministros cierra así el debate sobre la inversión más importante planteada hasta ahora por el Gobierno catalán de Pedro Sánchez. Sin embargo, el Gobierno está preparando muchas otras que quiere concluir en el marco de las negociaciones presupuestarias en curso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site is registered on wpml.org as a development site.